TALLER - WORK SHOP
MAHA LILAH

CONÓCETE A TI MISMO/A

Maha Lilah es un antiguo juego hindú, un espejo para conocernos y reconocernos a nosotros mismos y a los patrones de comportamiento que

condicionan nuestra vida y nuestras relaciones, desviando nuestra energía psico-espiritual de la meta final del Viaje: la conciencia de la unidad de

todas las cosas.

No se requiere ningún tipo de condición o requisito previo para la actividad.

La experiencia del juego es apta para todos aquellos que estén interesados ​​en la búsqueda interior, para aquellos que quieran continuar y profundizar el autoconocimiento y el desarrollo del pleno potencial humano, o para aquellos que estén atravesando un particular momento de crisis.

Es una herramienta adecuada para afrontar situaciones concretas que el participante sienta la necesidad de aclarar y aclararse, ya que la propia evolución del juego revela posibles soluciones siempre y cuándo se le ponga la intención y atención adecuadas.

Inscribite ahora!

099 374 304

 

CUPOS LIMITADOS

Acompaña: Mauricio Cei

TALLER-MAHA-LILAH.jpg

"Soy Toscano, me gusta decirlo, sin decir más, sin entrar en más detalles, cayendo en localismos y parroquialismos inútiles, aunque históricamente muy arraigados en mi tierra natal, pero Toscano sí me gusta decirlo. (...)

Mi formación académica es lo más lejano y antitético que se pueda imaginar con respecto a la perspectiva espiritual de la vida, pero ese hambre de “sentido” siempre me ha atormentado, “no hambre de pan, ni sed de agua, sino de oír la palabra del Eterno”.

De hecho, desde muy temprana edad en mi familia estuve expuesto a la influencia, por no decir la opresión, de una cultura católica tradicionalista, especialmente por parte de mi abuela materna, con su fe indiscutible e inquebrantable. (...) Algo de verdad debe de haber, algo “duradero” tiene que existir, debí haber pensado de niño.

Al crecer, esta fe hecha de dogmas, reglas, imposiciones, juicios me aplastó y fui cada vez rebelándome y alejándome más y más, pero esa intuición y esa esperanza siempre han permanecido vivas en mí. En alguna parte debe haber algo verdadero, imperecedero, algo por lo que valga la pena vivir esta vida.(...) Necesitaba (re) encontrar el camino espiritual, lo necesitaba más que el aire que respiraba.

Y de repente llega la conexión, casi sin saberlo, por uno de esos casos fortuitos en la vida, que cuando los miras en perspectiva te das cuenta de que no fueron tan fortuitos, más bien parecen piezas de un rompecabezas gigantesco que poco a poco, mágicamente pasa a colocarse solo y forma el mosaico de tu vida.

Según la filosofía Zen “cuando el estudiante está listo, aparece el Maestro”.

Así que, de repente, irrumpe Claudio Naranjo en mi vida, y mi vida ya no es la misma, o quizás mejor, me pongo en camino para encontrar mi Vida, la verdadera, abandonando poco a poco aquel simulacro que había construido y en el cual yo había creído y rendía culto.

Mi encuentro con este antiguo juego hindú no tiene mucho que ver con Claudio, más bien con otro Maestro, Sri Prem Baba. (...)"

Mauricio Cei